CELLI: UNA DESPEDIDA A LO GRANDE EN KONEX

El cierre de su etapa ‘Reset’ sin restricciones y la bienvenida a un nuevo disco

La entrecortada vuelta a los escenarios se fue dando muy paulatinamente durante 2021. Para Santiago Celli, que sacó su debut solista un mes después de que se declarase la cuarentena obligatoria en el 2020, presentar su nuevo material en vivo le exigió mucha paciencia. Pero finalmente lo logró en diciembre en el Konex (con burbujas). En el mismo lugar, casi un año después, despide Reset, que no solo recibió nominación a un Premio Gardel, sino que también cuenta con reversiones de dos de sus canciones con Miranda! y Abel Pintos.

Celli y su conjunto dieron inicio al recital con el tema homónimo del álbum, quizá el más relajado, para ir en ascenso con ‘Quilombo’. “Es una gran vuelta, es mi primer show en estas condiciones”, fueron las primeras palabras de Santiago que despertaron los primeros festejos. Las sonrisas de él y la banda entera, integrada por Ivanna Paula ‘Chipi’ (guitarra), Nath Cabrera (bajo), Yvonne (corista), Tarsitano (coros y guitarra), Baltazar Oliver (teclados), y Manu Figuerero  (batería) evidenciaban que estaban muy a gusto con el regreso, al igual que los presentes, que poco a poco se fueron bajando los barbijos para hacerse oír más fuerte.

Hay gente que me escribe mucho por Instagram y flashea Tinder con este proyecto. Quiero saber si hay gente en el público que se esté conociendo en este show. Levanten la mano”. Una pareja del lado izquierdo le respondió, y redobló la apuesta: “Me gustaría que en esta canción se den un beso”. De esa manera introdujo a ‘Pasaporte’, track que habla de los amores a distancia. “Solo si se sienten cómodos”, aclaró después y, una vez concretado el pico, festejó. 

Esta es la despedida de un disco que me ha dado muchas alegrías, el hecho de poder compartir con gente, con artistas que admiro mucho”. Así presentó a la primera invitada de la noche, Feli Colina, que tiene un mini rap en ‘Gracias x Nada’. Fugaz pero incisiva, su breve participación le da la acidez perfecta con fuertes versos como: “Ya me pesa tanta pose, nadie cree en nada ni le importa, me mira y me desconoce”.

Luego, el escenario quedó solo con Santi, para dar comienzo al set acústico del show. El primero de estos temas fue digno de nudo en la garganta: ‘Me Conecto’, de su ex grupo Salvapantallas. Con Zoe Gotusso de gira en otro continente, el público cantó sus versos mientras Santiago hacía lo suyo en la parte que Jorge Drexler hizo en estudio. 

En una semana sale mi segundo álbum. No veo la hora de que puedan disfrutarlo, aunque desde afuera parece que sale y ya, es un proceso muy grande y de mucha depuración”, contó el músico cordobés, que reveló hace poco que había compuesto 30 temas para Atte. Celli, de los que solo quedaron ocho. “‘Equilibrista’ es la penúltima de mi nuevo disco, que me cuesta mucho cantar porque es una canción bastante vulnerable y quiero que sea de ustedes esta noche”.

El cierre de este segundo tercio del show lo dio junto a otro gran amigo invitado, a quien había anunciado por sus historias de Instagram: Florian. Ubicado en el piano, interpretaron juntos ‘Por Amor al Arte’, otra de las esperadas por el público que coreó la canción entera. Entre elogios y risas recordando un partido de ping-pong antes de tocar, cerraron con ‘TKM’, el primer single de la carrera solista del ex Cállate Mark

Ya con la banda otra vez sobre el escenario, había una sola opción segura para agitar la noche: “Con esta canción empezó todo”. Los acordes de ‘Sincero’ resonaron de la guitarra de Chipi y el Konex empezó a sentir el mood de festejo propio de la despedida. Pero no tenían idea de lo que se venía. Mientras la batería aún marcaba el tempo de ‘Juego’, su más reciente sencillo, una sorpresa bien guardada apareció sobre el escenario y el público estalló en gritos.

Celli demostró el poder de sus canciones y la fuerte conexión con el público

Denle la bienvenida al señor rock ‘n’ roll”, fueron las palabras de Santi para introducir al último invitado de la noche: con una SG roja, quien estaba tocando el riff de ‘El Sur’ era nada más y nada menos que Mateo Sujatovich. Santiago le pidió prestado su instrumento a Ivanna y se unió al Ruso en un duelo de guitarras, sin dudas el clímax del show. La canción se extendió más allá de su duración y la batería de ‘Manusa’ y los teclados (y pasitos de baile) de ‘Balta’ brillaron, dando el toque blues rock a una versión digna de ser regrabada en estudio.

Nos vamos acercando al final, saqué un disco nada más”. Se disculpó con una sonrisa, y nos recordó que el 7 de noviembre, un día antes del estreno de Atte.Celli, va a tocar gratis en el Rosedal de Palermo. Para el cierre las elegidas fueron el estreno de ‘Nadie Nos Ve’ y ‘La Play’ (la cual cantó entre la audiencia). Además de demostrar el poder de sus canciones, Celli también dejó en claro la gran presencia que tiene sobre el escenario, la fuerte conexión con el público y que estuvo a la altura de despedir Reset como se debe: a lo grande.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE