CARLOTA URDIALES: SANGRE CATALANA Y FLOW ARGENTINO

El mestizaje al servicio de la creación

Aunque lo hemos escrito muchas veces, solemos olvidar que no es fácil hablar de une misme, y la cantante Carlota Urdiales parece saberlo: “Decir quién soy es algo muy chungo y difícil de responder. Sin embargo, Carlota no es un personaje: soy yo, una niña con algunas dificultades para comunicarse y que por eso canta”

 

“Quiero tener mi banda y un sonido especial que me identifique”

 

Nacida hace 23 años en Santa Coloma de Gramenet al norte de Barcelona, e hija de padre argentino y madre catalana, Carlota nos cuenta que “siempre me sentí identificada con la cultura argentina porque muchos Urdiales están aquí, mis abuelos y mis tíos que son argentinos viven en Barcelona también”. Esto es algo que podemos percibir al escuchar una intensa mezcla de modismos españoles y porteños en su habla. Nos dice que su padre es guitarrista, bajista y director de coros, y que de ahí tiene una conexión grande con la música de nuestro país, pero que aún así “cuando mi papá estaba aquí todo el día tocaba la guitarra y yo no quería saber nada con la música, quizás era por actitud de niña rebelde”. Así fue que luego se acercó a su prima Marta Urdiales, de quien dice: “Tiene un don para la música y fue mi mentora, lo que sé me lo ha enseñado ella”. De igual manera se sincera: “Mi trabajo vocal es nulo, soy un desastre con eso y no he tenido ningún tipo de preparación. Cuando canto no caliento la voz porque no sé ni cómo se hace, tengo que empezar a ponerme las pilas con eso”.

Entonces nos preguntamos, ¿cómo es que una chica catalana que nunca quiso dedicarse a la música de repente acumula miles de reproducciones y está en el radar de importantes productoras musicales del país? “Nunca he tenido el sueño de hacer música. Con mi prima empezamos a sacar canciones y me di cuenta que cantar me hacía sentir bien. Así la gente empezó a decirme que era lo mío, y empecé a tener feedback por Instagram”, cuenta Carlota. Subió algunos covers a YouTube, y el año pasado “en un viajecito que hice a Argentina sentí que renací de alguna manera y encontré mi identidad como artista. Yo era muy hater del español como voz para cantar, era muy cerrada con el tema de los beats y con el reggaeton, pero me di cuenta de que tenía que abrir la mente o me iba a quedar estancada”. A los covers le siguieron ‘Fe’, una colaboración con con Escandaloso Xpósito, High Gambino y Sholo Truth que nació de una charla con Xpósito en torno a “temitas e issues de cada uno con su respectivo padre”, y ‘Coltrane’ con el artista uruguayo Cardellino. En octubre publicó ‘UVE’, su primer sencillo solista producido por Carlos Ares y con un video filmado por Hector Prats que fue “todo hecho entre amigos a los que le pedí el favor de ayudarme porque estaba sin un mango. Todo el proceso fue muy guay y estoy super happy con el resultado porque hay mucho amor y mucha complicidad”.

 

“Lo que hago me sale del corazón y todo lo que sale del corazón vale la pena”

 

Carlota comenta que hoy por hoy se siente más cercana a la música argentina que a la española, y eso tiene que ver con su infancia y su desarrollo porque “en España es bastante diferente, hay un sonido muy actual pero no es un estilo que me guste a nivel sonoro para identificarme”. Hablando de música argentina elige a Chita o Clara Cava para posibles colaboraciones y tiene palabras de elogio para Ca7triel, de quien le gustan “tanto la estructura como las letras y las melodías. Me lleva un poco a mi infancia aunque sea muy actual lo que hace, no se cómo ni por qué pero me sucede”. Además, dijo que la última banda que le voló la cabeza fue Nafta, por su gran sonido y precisión. 

Piensa que le gustaría sacar un EP pero que la situación la trae bastante complicada, que quiere trabajar en un estudio y que todo eso se mete en su producción, pero que no quiere escribir algo de la cuarentena. Le preguntamos por esos temas que le cuesta comunicar en una charla pero que elige cantar y nos respondió que “no puedo hacer un tema que no hable nada, un tema confeti. Me encantaría hacer una canción que diga que estoy con mis amigas de joda y ya, pero me cuesta mucho, mi cerebro entiende el escribir y componer como algo que revuelve mierda de adentro y la saca para afuera”.

La extensa charla iba llegando a su final, y la última pregunta la hizo reír porque le pedimos que se ponga en el papel de una persona que no sea ella y nos cuente por qué alguien debería escuchar a Carlota Urdiales. Nos respondió que “igual la mina no es Christina Aguilera y no tiene mucha técnica, pero todo sale del corazón y todo lo que sale del corazón vale la pena. Si quieren sentirse bien, escúchenme”. Como la última frase pareció darle pudor, remató: “qué mal, ¿no? quién era”. Ella se rió quizás por la vergüenza que a veces genera hablar bien de une misme tan directamente y más frente a alguien desconocide. Nosotres podemos responder a nuestra manera y decir que hay que escuchar a Carlota Urdiales porque la fusión que propone resulta de lo más eficaz, y en tiempos en los que las denuncias de apropiación cultural están a la orden del día nos permite ver todo el valor y potencial sonoro que tiene el mestizaje.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *