BONIFACE, LA ADOLESCENCIA Y EL SYNTH POP

Como un Morrissey centennial, Boniface nos conmueve y excita al mismo tiempo.

Micah Visser terminó la secundaria hace dos años, se define como una persona no binaria y ha tomado los mejores recursos del synth pop para crear uno de los discos más sólidos del 2020. Boniface, su nombre artístico, es también el título del álbum con el que presenta su universo sonoro adolescente y sensible.

En su primer producción discográfica, Visser retrata lo bueno y lo malo de su Winnipeg natal, ofreciendo una historia íntima que bien podría ser el soundtrack de la próxima serie teen de moda. A través de un synth pop optimista, baladas de piano y relatos de la vida suburbana, Micah explora las realidades cotidianas de crecer contra la corriente social.

El LP comienza con ‘Waking Up in Suburbia’, una producción minimalista de piano y cuerdas, en la cual la trova del cantante se adecúa magníficamente a la sensibilidad del tema. El concepto suburbano del álbum continúa con ‘I Will Not Return as a Tourist’, y encuentra su primer momento hitero en ‘Keeping Up’. Con todos los condimentos para ser coreado en festivales (melodías épicas de trompetas, un estribillo breve y repetitivo y mucho buen gusto) Boniface creó la joyita más bailable del 2020.

 

“Boniface se convierte en ese artista capaz de gritar de euforia y tristeza”

 

Por su parte, ‘Dear Megan’ refleja las dotes de Visser en la guitarra para lucirse con un riff que no tiene nada que envidiarle a los mejores momentos de The 1975. Con un beat acelerado, el músico vocifera “meet me in the middle of night, it´s easy”, en un coro que puede convertirse en el nuevo himno teen.

Temas como ‘Oh My God’, ‘Ghosts’ y ‘Your List’ dan cuenta de lo bien que le sientan a su amplio rango vocal tanto los momentos pianissimos y sensibles como los temas que invitan a mover las caderas. Combinando introspección y emoción, Micah se convierte en ese artista capaz de gritar (y sumarnos a su grito) de euforia y tristeza, a veces, simultáneamente.

El coming of age encuentra su cierre en ‘Stay Home’ y ‘Making Peace With Suburbia’, en las cuales hace las paces con su ciudad natal, enmarcando perfectamente el principio y fin de su propia historia.

Micah Visser ofrece un viaje sin filtro de autodescubrimiento con un mensaje de superación y aceptación. Crecer como una persona no binaria no debe ser nada sencillo, por lo cual no es de extrañar que su prosa sea cruda y dolorosa por momentos. Sin embargo, en esencia, Boniface puede convertirse en ese disco a escuchar cuando necesitemos emocionarnos hasta las lágrimas o bailar hasta que nos duelan los pies. Un disco adolescente.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *