BIOGRAFÍA MUTANTE: “LO QUE HIZO SPOTIFY DA VERGÜENZA”

Sinceridad e innovación como estandarte musical

¿Cómo bajar a tierra una ciencia como la antropología? A través de una canción. Por más de que no sea una tarea fácil, a Juan Manuel López Manfre, mejor conocido como Biografía Mutante, le sale de forma natural. Dueño de un estilo musical cuyas letras profundas no temen adentrarse en los terrenos del pop o el reggaeton, es un artista que propone algo diferente en tiempos de monotonía.

¿Cómo surgió la idea de iniciar tu podcast Antropología Pop?

BM: Se me ocurrió el año pasado. Venía subiendo algunas historias en Instagram haciendo una especie de crítica cultural y social sobre algunos géneros y artistas. Hablé sobre Nathy Peluso cuando se la acusaba de apropiación cultural, lo cual en mi opinión es un concepto viejísimo que en el mundo de las ciencias sociales ya ni se usa. Cuando empecé a contar eso tuve muchísimo feedback y algunos amigos me dijeron que arranque a hacer un podcast. Yo ya venía con ganas de incursionar en un formato de comunicación fuera de la música, especialmente para fusionarla con la antropología, porque siento que es algo poco explotado. Haberme abierto así estuvo muy bueno, porque este formato da lugar a otro tipo de discusiones.

¿Qué tanto te involucras en tus videos?

BM: Muchísimo. Todos los directores con los que trabajo son personas con las que formé un vínculo y compartimos la misma visión en muchas cosas. En algunos videos me meto mucho en el guión, en otros participo más emocionalmente y me apoyo en el director. Jamás haría un videoclip por hacerlo; trato de que todo surja naturalmente a partir de mis encuentros con ciertas personas. Mi mayor ambición es que cada trabajo tenga algo cinematográfico, que cuente algo con un sentido que va más allá de sí mismo.

 

“HAY CIERTOS PENSAMIENTOS QUE NO PUEDO DOMINAR”

 

¿Fusionás naturalmente música y antropología?

BM: Por supuesto. Recuerdo escuchar El Amor Después Del Amor (1992) de Fito Páez y no entender más de la mitad de lo que decía. Fito cantaba “un póster y una Gibson Les Paul”, y yo a los 11 años no sabía que era una guitarra. Yo pensaba: “¿Qué está diciendo que no puedo entender, pero que igual me emociona?”. Desde ese momento quiero escribir algo que tenga una coherencia interna, pero también esas grietas que te llevan a diferentes mundos. ‘Aristide Y Toulouse’, mi próximo tema, abre con “baby, ya no pienso volver”, y a partir de ahí viaja para cualquier lado. Cuando escuchás eso, podés pensar que es un tema de reggaeton más, lo mismo de siempre, pero te termina engañando. Me sale natural ser un poco laberíntico.

¿Cuales son tus mayores fuentes de inspiración?

BM: Es raro, pero siempre vuelvo a tres puntos para componer, aunque no sean en los que me encuentre en la vida. El primero es el desamor, la ruptura, la aceptación de la muerte de algo. Después el creer en el amor, renacer, querer vivir una historia increíble. Y por último, lo antropológico, la especie humana y nuestro rol en el planeta.

 

“SPOTIFY SABRÁ CUÁNTO ESPACIO LE DA A LOS AFROAMERICANOS EN TIEMPOS DE CALMA”

 

Hablando de la humanidad, ¿cómo te está pegando la cuarentena?

BM: Me está pasando de todo. Me gusta que me haya agarrado en un buen momento porque justo me mudé a un lugar en donde puedo tener mi estudio de grabación. Sin embargo, también afecta mi salud mental y siento que no puedo dominar todos mis pensamientos, en gran parte porque estoy encerrado y salgo poco. No son salvajes ni nada, sino que me golpean bastante. En cuanto a lo musical, siento que se maneja a unos ritmos que no tienen nada que ver con lo que estoy viviendo. Mi arte es atemporal, capaz hoy empiezo a hablar de algo que me pasó hace dos años.

En tu podcast entrevistaste a la modelo venezolana Kenia Pinto en un capítulo llamado ‘Ser mujer negra, duele’. ¿Qué opinás de lo ocurrido en Estados Unidos con George Floyd? ¿Creés que la música juega un papel importante en las revoluciones?

BM: Cuando invité a Kenia fue justamente para darle voz a las personas que son protagonistas de estos cambios. Ella vivió el racismo tanto en su propio país como en Argentina. No me pronuncio en estas cosas porque no soy el centro, simplemente doy espacios a quienes tengan que hablar. Kenia es muy activa en su Instagram, está dando muchas entrevistas y estaría bueno que muchas personas puedan escucharla. Habiendo dicho esto, cosas como la playlist de Spotify de Black Lives Matter me parecen una truchada. Es una vergüenza que se fetichice así a la música y que una empresa pretenda crear el soundtrack de una revolución, como si fuera una película. Spotify sabrá cuánto espacio le da a los afroamericanos en tiempos de calma. Hace poco vi una entrevista de David Bowie en MTV en la que le pregunta al entrevistador por qué no pasaban canciones de artistas afroamericanos, porque él conocía algunos muy buenos pero los mostraban únicamente a las dos o tres de la mañana.

¿Cual es tu próximo objetivo? 

BM: Mi idea es terminar Manifiesto Mutante, mi próximo disco, y después hacer otro de reversiones latinoamericanas. También quiero sacar la segunda temporada de Antropología Pop, que se estrena el 17 de junio con un episodio sobre Bob Dylan.

Multifacético y proactivo, Juan Manuel siempre está planeando algo nuevo para su público. Lo único que podemos esperar es que nos siga sorprendiendo.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *