BARBI RECANATI: EL ROCK ES DE LAS PIBAS

Reventando Niceto

El clima que se vivía en Niceto minutos antes del inicio del show de Barbi Recanati era de pura euforia. Dicen que lo bueno se hace esperar. Esta fecha fue programada para abril del 2020 y tuvo que ser pospuesta debido a obvias razones. Si bien Barbi se presentó en Camping este año, la presentación oficial de su disco se preparó para Niceto y tenía que hacerse allí: “éste es el show que habíamos preparado para abril, y lo hacemos 20 meses después. Lo pensamos para esta noche y este lugar”, compartió la artista. El día finalmente había llegado y todes estábamos muy ansiosos por poder escucharla después de tanto tiempo.   

Luego del show de apertura de Susi Pireli les musiques subieron al escenario y tomaron sus instrumentos. Con el primer acorde nuestros cuerpos comenzaron a vibrar: la calidad del sonido y la habilidad musical de todes era alucinante. Apenas apareció Barbi el público estalló en aplausos. Cuando la audiencia reconoció el comienzo de ‘Los Demás’ se formó un pogo que se mantendría en movimiento durante la mayor parte de la noche. Su disco, Ubicación En Tiempo Real (2020), le valió una nominación a los Latin Grammy en la categoría “Mejor Álbum de Música Alternativa”. No hay que ser un genio para entender por qué: la vibra que transmiten las canciones, la energía de las letras y la inmensa capacidad de Barbi como performer y música la colocan como una referente en la escena local.

Con ‘Que No’ todes empezaron a agitar. El estribillo, en el que Barbi canta “creí que estábamos tan bien”, y repite la última palabra como leitmotiv, fue la oportunidad perfecta para comenzar a saltar. El tema evidencia las clásicas contradicciones que pueden darse al interior de un individuo al vincularse con un otre. El “te quiero, pero” y el tratar de mantener una situación que no da para más: “hablábamos de más con aires de maldad. Todo terminaba en dolor (…). Creí que estábamos tan bien”. Hay dos posibles interpretaciones ante esta letra. Puede tratarse de un comentario irónico, que pone sobre la mesa aquellas conversaciones internas con las que nos convencemos que todo está bien cuando en realidad lo fáctico señala lo contrario. O, y esta es mi interpretación favorita, simplemente se trata de lo que verdaderamente siente la protagonista: que todo está bien, a pesar de las contingencias. Mirando hacia el pasado será capaz de verlas, pero hoy elige creer que el vínculo funciona y que tendrá su final feliz.

Ver mujeres y disidencias rompiéndola arriba de un escenario es empoderante

“El 8 de marzo del 2020 estábamos en México en una gira. Decidimos que el disco iba a salir mientras estábamos allá porque pensamos que no le iba a gustar a nadie. Era medio raro, no tenía trap”, compartió Barbi al tiempo que el público estallaba en carcajadas. “Lo sacamos ahí para no poder ver las redes, porque no teníamos datos en el exterior. Durante un mes y medio lo único que salió de música fue ‘Supón’, y creo que por eso a mucha gente le gustó el álbum”, afirmó entre risas. 

El show siguió con ‘En La Frente’, ‘Para Darte’ y ‘Al Fin’. Paula Trama, parte de Susi Pireli, volvió a subirse al escenario para una hermosa performance de ‘Los Días Que No Estás’. Con ‘Teoría Espacial’ todo volvió a descontrolarse. El recital terminó con un cover de ‘Dancing Barefoot’, de Patti Smith (“la mujer responsable de que yo haga música”, compartió Barbi). 

La noche finalizó con una ola de aplausos y un grito que hacía vibrar todo el recinto: “el rock es de las pibas, el rock es de las pibas”. Marilina Bertoldi (quien toca el bajo en la banda) salió de entre bambalinas a agitar mientras abrazaba a Barbi. “Estos tiempos son los nuestros”, canta la artista en ‘A la Luz’. Las cosas están cambiando y nosotres somos testigos de los avances. Ver mujeres y disidencias rompiéndola arriba de un escenario es empoderante. Estamos tan acostumbrades a que eso no suceda, a que los festivales y shows estén llenos de chabones, que cuando pasa algo como esto es muy movilizante. El discurso ya es conocido pero no hay que olvidarnos de un par de cosas: la ley de cupo femenino en festivales no se cumple y a una mujer en la música (como en cualquier otro ámbito) se le exige muchísimo más que a un hombre. Entender ese doble estándar y notar estas diferencias te hace verlas en todas partes. Hay que bancar a las pibas, ir a verlas, stremear sus canciones y compartirlas. No poner en duda su talento, porque es muy probable que si una mujer llegó a un venue grande sea extremadamente talentosa. Es la única manera de lograrlo, de hackear el sistema y de llegar poco a poco a una situación de mayor igualdad. Barbi es un claro ejemplo de que se puede llegar a ser una rockera con todas las letras. Nos queda agradecerle, por su música y su activismo, y bancar a las que todavía no llegaron pero tienen toda la capacidad del mundo para ser grandes.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE