AMERICAN IDIOT: ¿QUÉ HAY MÁS ALLÁ DEL FENÓMENO POLÍTICO?

Un análisis detallado de la historia detrás del álbum de Green Day considerado la primera ópera punk

Hace dieciséis años Green Day presentaba al mundo American Idiot (2004), un álbum que daría vuelta las tablas para ser el mejor comeback posible de la banda conformada por Billie Joe Armstrong, Mike Dirnt y Tré Cool. A su vez, sentaría precedente como una obra que logró mantener su concepto vigente a través del tiempo y volver a emerger constantemente como tendencia en los charts ante los diferentes sucesos políticos. Después de la underperformance de Warning (2000), el trío sabía que tenía que volver con todo lo que tuviera para dar. Por eso, luego la desaparición de los masters en los que venían trabajando durante el hiato, lejos de desesperarse comenzaron un nuevo proyecto desde cero.

El LP es principalmente conocido por su trasfondo político y fuertes críticas hacia la administración del entonces presidente norteamericano George W. Bush, el atentado contra el World Trade Center y la guerra de Iraq. Abriendo con el single que comparte nombre con el trabajo y acompañado por guitarras distorsionadas y líricas agresivas, Armstrong toma oposición frente al gobierno, sus seguidores y los principales medios de comunicación estadounidenses. “No quiero ser un idiota americano, no quiero una nación bajo la nueva manía ¿Puedes escuchar el sonido de la histeria? El disturbio mental subliminal en América”, aclama la primera estrofa del álbum. Junto con sus conocidos acordes, continúa exponiendo los prejuicios de los «rednecks» y la paranoia colectiva que sufrió el país a consecuencia del 9/11.

“A LA VEZ QUE PLANTEA LOS IDEALES ANARQUISTAS DEL PROTAGONISTA, BILLIE JOE EXPONE SU VERDADERA OPINIÓN COMO PACIFISTA”

 

 

A pesar de eso, el disco no se centra solo en la opinión directa del líder sino que toma forma de álbum conceptual. A partir del segundo track ‘Jesus of Suburbia’ —de nueve minutos de largo— nos introduce al mundo de este personaje: un anti-héroe adolescente nihilista “en una dieta a base de gaseosa y ritalin”. Aburrido de la hipocresía de los suburbios y convencido de que ese acto lo separaría de los ideales de la clase media de Oakland, Jesus abandona su casa camino a la “ciudad de los malditos” —como llama Armstrong a Los Ángeles—. Junto a ‘Holiday’ arrastran guitarras eléctricas y solos de batería como un himno al punk lleno de rebeldía. Las letras están repletas de angustia, desesperanza y apologías a las drogas recreativas. A la vez de plantear los ideales anarquistas del protagonista, Billie expone su verdadera opinión como pacifista anti-guerra.

A continuación del outro en trémolo de ‘Holiday’ comienza ‘Boulevard of Broken Dreams’, que mantiene los acordes de su predecesora pero en guitarra acústica. En ella, Jesus atraviesa la ciudad de noche en soledad con sus pensamientos y nos da los primeros indicios de una dualidad y conflictos sobre su identidad. Luego del puente estalla un solo eléctrico con escala menor y una progresión de acordes que denota tristeza y melancolía.

“MIKE DIRNT SE REFIERE AL FINAL COMO REFLEXIVO Y DEFINITIVAMENTE ABIERTO”

 

Luego, ‘Are We The Waiting’ comienza como una balada lenta, con bombos y un arpegio de guitarra. En ella, Jesus admira las luces de la ciudad mientras lo invade la duda. Aprovechando el momento de vulnerabilidad se abre paso ‘St. Jimmy’ con un corte brusco de instrumentalidad eléctrica. Nos introduce al personaje de Jimmy como “la aguja en la vena del sistema”, la personificación de la violencia y rebeldía que reprimía Jesus proyectada hacia una alucinación —con referencias a Taxi Driver (1976) y Fight Club (1999)—. La negociación entre Jesus y Jimmy toma lugar en ‘Give Me Novocaine’. En esta, las guitarras acústicas y eléctricas alternan el clima de manera constante mientras los personajes se debaten por el control de la consciencia hasta que eventualmente Jesus se entrega a los efectos de la droga mencionada.

En ‘She’s a Rebel’ aparece Whatsername, el interés romántico del protagonista. “Ella es el símbolo de la resistencia y está sosteniendo mi corazón como una granada de mano” canta el estribillo siendo la inspiración para la tapa del álbum.

‘Extraordinary Girl’ continúa bajo la misma temática musical y la describe como “una chica extraordinaria en un mundo común”. Pero su relación parece tomar un giro con ‘Letterbomb’, una discusión en la que Whatsername no tolera más la personalidad de Jimmy y, en consecuencia, abandona a Jesus. El siguiente track ‘Wake Me Up When September Ends’ presenta una de las letras más complejas, representando tres planos en simultáneo: el duelo de Jesus por su relación con Whatsername, el duelo del propio Billie Joe por la pérdida de su padre en septiembre del ‘82, los caídos en el 9/11 y la guerra que le prosiguió —además de dar luz al icónico meme—. La balada acústica es una de las canciones más reconocidas del grupo, convirtiéndose también en un homenaje hacia las víctimas del huracán Katrina en septiembre de 2005.

El «capítulo final» de esta historia es ‘Homecoming’. Con la muerte de Jimmy, Jesus consigue un trabajo de oficina y se crea un bucle en el que su mente lo llama a escaparse nuevamente de la estabilidad. A su vez, este se arrepiente de su decisión inicial y recuerda su lugar de origen con nostalgia. Después de “tener una banda, una vida y una novia rock and roll”, Jesus vuelve «a casa». Dirnt se refiere al final como “reflexivo y definitivamente abierto”. El álbum nos da una última perspectiva de la mente de Jesus con ‘Whatsername’: Después de soñar con su ex novia y sintiéndose nostálgico por la relación decide tomar la experiencia como una lección. Promete que “en las noches más oscuras, si mi memoria me es útil, te olvidaré pero no el tiempo pasado”. La historia del Jesus de Suburbia inspiró una obra teatral de Broadway que el reconocido director Michael Mayer escribió junto con Armstrong, debutando en septiembre de 2009. También contó con una reversión argentina en 2017, coincidiendo con un concierto de la banda en el país.

En conclusión, el disco es famoso por sus metáforas eclesiásticas y críticas directas a la guerra, la discriminación y el conservadurismo estadounidense —que al ser una disección de la psicología humana y problemáticas sociales contemporáneas, resulta una obra bastante atemporal—, pero también cuenta una historia interesante sobre la salud mental, la adicción a las drogas y la identidad. Integra letras intensas con sonidos en escalas y notas estratégicas para contar una historia con más que solo palabras y replicar las emociones en el oyente. Los tracks ‘Jesus of Suburbia’ y ‘Homecoming’ están subdivididos en cinco actos y la historia es contada en cinco videos musicales, siguiendo la estructura del género dramático —lo que le da su título de «ópera punk»—. American Idiot es uno de los favoritos del público y un clásico del género, lo que le hace justicia a la complejidad de su composición.

Escuchá el álbum completo en Spotify:

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *