A 25 AÑOS DEL GRAN ESCAPE DE BLUR

The Great Escape fue un álbum bisagra en su carrera, mediante el cual lograron huir del britpop y de ellos mismos.

Para el año 1995 Blur era uno de los líderes del britpop, y con cada lanzamiento seguía cosechando éxitos en todo el mundo. El nuevo género originado en el Reino Unido sonaba en todas las radios y le ganó la pelea al grunge, cuya popularidad estaba en caída libre. Así comenzaba una etapa de transición en la que los liderados por Damon Albarn lanzaron The Great Escape (1995), un álbum repleto de letras satíricas sobre la cultura inglesa que continuaba con la temática de sus antecesores y que causó mucho revuelo mediático gracias a la famosa «guerra del britpop». Su cuarto disco de estudio no solo sería un punto de quiebre en su carrera, sino también en el futuro de este estilo musical.

Las influencias son evidentes: el punk y ska de los ‘70 mezclados con el new wave y el madchester de los finales de los ‘80. Con hits como ‘The Universal’, ‘Stereotypes’ y ‘Charmless Man’, este trabajo es el último de una trilogía compuesta por Modern Life Is Rubbish (1993) y Parklife (1994). Casi sin pensarlo, Albarn (voz y guitarra), Graham Coxon (guitarra y coros), Alex James (bajo) y Dave Rowntree (batería) se encontraban componiendo canciones con un tono irónico sobre la idiosincrasia de la cultura inglesa, la cual se veía cada vez más afectada por los efectos de la globalización, el consumo masivo y los estereotipos sociales. Esto era gradualmente más notorio en cada uno de estos tres LPs, y lo que comenzó como un juego para superar el bloqueo creativo por parte del cantante se terminó convirtiendo en un estilo que llevaron al extremo. A lo largo de toda la pieza hay temas que tienen una sonoridad diferente a las composiciones anteriores como ‘He Thought Of Cars’ y ‘Entertain Me’. Lentamente, la escena estaba mutando hacia creaciones más experimentales y electrónicas.

“THE GREAT ESCAPE FUE SU ÚLTIMO DISCO CON ESE SONIDO TAN CARACTERÍSTICO DE CANCIONES UPBEAT Y LETRAS CÍNICAS.”

 

Este lanzamiento fue muy esperado por sus fans y más aún por la prensa mediática, en especial por lo que sucedió con su banda rival Oasis: ‘Country House’ fue el primer single del álbum e iba a ser lanzado a finales de Agosto de 1995, pero al enterarse de que los de Manchester tenía preparado su tema ‘Roll With It’ para salir el 14 del mismo mes, decidieron adelantar la fecha para que coincida y así ver cuál era la mejor agrupación del género británico. Medios de todo el mundo seguían atentos la situación, y al llegar el día se dio a conocer que Blur había llegado al número uno. Si bien todo comenzó como una rivalidad generada por los medios años antes, se tornó cada vez más personal gracias a los miembros de cada grupo. El conflicto llegó a tal punto que los hermanos Liam y Noel Gallagher insultaban a Blur en entregas de premios, y en respuesta, el cuarteto de Colchester anunciaba su canción como ‘Roll With It’ en varios de sus conciertos. Hoy, por suerte, esas peleas ya quedaron en el pasado.

Tras la salida de The Great Escape la fama empezó a jugarle una mala pasada al grupo. Luego de seis años sin parar de tocar, saturados y sobrepasadospor la situación, decidieron poner un freno y pensar qué camino tomar de allí en adelante. Coxon, quien hacía destacar al conjunto con sus fraseos de guitarra inusuales, se había cansado de hacer la misma música todo el tiempo y estaba fascinado con lo que sucedía en Norteamérica con Pixies, Pavement, Sonic Youth y el rock alternativo. Además, el paisaje musical británico estaba teniendo un recambio con bandas como Radiohead o Massive Attack.

The Great Escape marcó el quiebre definitorio de un género y fue el último trabajo de la agrupación con ese sonido tan característico y canciones upbeat con tonos divertidos, arreglos de vientos y letras cínicas. Además, el álbum dividió su carrera en dos etapas, ya que dos años después Albarn y compañía publicarían su disco homónimo Blur (1997), el cual mostró un alejamiento total del estilo que los llevó al éxito y evidenció su capacidad para reinventarse.

Quizás por ser el cierre de una trilogía y también del Blur que supo tocar el cielo con las manos sea que, a 25 años de su lanzamiento, el «gran escape» de los de Colchester siga tan vigente. Una de las obras que nos hace darnos cuenta que al final, en la guerra entre ellos y Oasis, ganamos todos.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *