A 12 AÑOS DEL ÚLTIMO ‘LAGO DEL CIELO’ DE GUSTAVO CERATI

El día feliz, con el final más triste.

Gustavo Cerati, el que dio vida a miles de bandas y emociones a todo un mundo, el cantante de Soda Stereo, es el protagonista de la tragedia. Un día como hoy, pero en 2010, cantó en Caracas, Venezuela, sin saber lo que pasaría después.

El músico estaba de gira con su nuevo álbum Fuerza Natural (2009). La misma inició a fines del 2009, y el 15 de mayo del siguiente año le tocó a Venezuela escucharlo en vivo.

Después de 24 canciones, tanto las del disco como las clásicas ‘Perdonar es divino’ y ‘Uno entre 1000’ de Bocanada (1999) y Ahí Vamos (2006), cerró con ‘Lago del Cielo’, siendo su última y destinada frase: hacerte sentir algo que nunca sentiste”.

Luego del tremendo concierto que terminó más enérgico de lo que comenzó Gustavo se dirigió a su camerino con esa vibra, feliz y deslumbrante. Sin embargo, sus allegados notaron todo lo contrario. Tanto Adrián Taverna, su sonidista, como otros músicos del equipo lo vieron pálido, y sin demostrar importancia, sólo admitió que estaba cansado. Minutos después se desvaneció producto de un accidente cerebrovascular, que lo dejó en coma por cuatro largos años.

Esperando que algún día vuelva a estar de pie en un escenario, con su guitarra y su voz tan particular, la familia decide trasladarlo de Caracas a Buenos Aires. Sin embargo, y con angustia, el 4 de septiembre del 2014 falleció por un paro cardiorrespiratorio a los 55 años.

Hasta al dios del rock le quedó un crimen sin resolver

Está claro que Cerati era el gran artista del rock en ese momento y un emblema en la actualidad, pero también sufrió las consecuencias de lo que viven muchos de los cantantes de este mundo musical y se trata del desenfreno a las adicciones. El cigarrillo le produjo una trombosis en el año 2006. “Fue el susto suficiente como para decir ‘¿Quiero que la próxima sea directamente el fin?’”, había asegurado en una entrevista, en referencia a la última vez que consumió tabaco, filmando el video de ‘Crimen’.

Hay muchas hipótesis y testigos que conocían la conducta de Gustavo previo a un show. Podemos confirmar que el cantante no llevaba una vida sumamente sana y esa fue una de las principales causas de la descompensación el 15 de mayo, de las malas noticias de los doctores y posteriormente del paro del que no sobrevivió. Hasta al dios del rock le quedó un crimen sin resolver. Pero casi toda la sociedad musical, por no decir toda, todavía le queda pendiente superar este desenfreno. 

Fue un día feliz, un show espectacular, un casi cierre de la gira, pero un final triste, angustiante e inesperado. Fue por eso que más de uno sintió algo que nunca sintió, tal como lo dijo al final del show. Y por su carrera artística, Cerati será el dios de la música rockera, porque dejó consigo el legado musical para muchas generaciones. 

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE