33: UN WESTERN DIRIGIDO POR TUTO PETRUZZI

Un disco que no solo entra por los oídos, también por los ojos

Matías Hernán “Tuto” Petruzzi es un artista oriundo de Buenos Aires que, luego de su recorrido por bandas como Alí y Biruta, comenzó una nueva etapa con su carrera solista con Lo Hotel Ambulante (2017) y A Pelo (2018). Su música, que suele incluir poesía recitada, se identifica con el blues y la psicodelia. Después de un EP hecho previo a la cuarentena con un título bastante premonitorio, No Estamos Tan Bien (2020), a principios de marzo estrenó 33, número que coincide con la edad que tiene ahora y la duración del disco.

‘Tira del cordel’ es el track que inicia el álbum, nos sumerge en un viaje por la ruta. Quizá con la mezcla de diálogos en inglés nos podríamos imaginar en el Gran Cañón estadounidense, pero tranquilamente podría tratarse también de una ruta del interior de nuestro país, camino a Córdoba (donde vive Petruzzi ahora) o más allá del litoral argentino. La canción, de casi 7 minutos de duración, tiene diversos elementos que se repetirán a lo largo del disco: voces superpuestas, breves secciones recitadas en plan hip-hop, al igual que el segundo tema, ‘Fumar y contemplar’.

La mística del western y una filosofía íntimamente conectada con la naturaleza están presentes en todo el disco

‘Se esnifan un arcoíris’ bien podría ser un tema inédito de Patricio Rey y los Redonditos de Ricota, no solo por las letras encriptadas y la voz de Tuto, sino también por las guitarras. ‘Fandaguey’ inicia con un efecto de radio y un riff similar al anterior, y cuenta con la colaboración de Juan Hansen, Lalo Han y Toni Volpen. Y es que a Tuto le gusta rodearse tanto de voces diferentes como de su fiel banda “La Forastería” a la cual menciona en el siguiente tema ‘En los sueños no hay comisarías’, un track mucho más relajado: “Esa es la bendita escudería no importa y donde ni quién nos siga”. 

La mística del western, el instinto salvaje y una filosofía íntimamente conectada con la naturaleza continúan en ‘Aunque me pierda en el monte’. La vibra ricotera vuelve una vez más en ‘Van y Vendrán’, que incluye un solo de saxo de Alan Bonafine. ‘Rueda circular’ es la canción que cierra el álbum y con los mismos acordes de ‘Tender’ de Blur, nos sirve para presentar los créditos imaginarios de esta película de Tuto Petruzzi, grabada mitad en el estudio Molleja Molecular (Córdoba) y mitad en Mocambo (Buenos Aires). Lo mejor que este artista nos ofrece es su folk, que además de sonar argentino, demuestra que tiene todo para cautivar al que lo quiera descubrir.


SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *