EL CUARTETO DE NOS: ”ESTE DISCO TIENE ALGO QUE NO VÍ EN NINGUNO DE LOS ANTERIORES”

El Cuarteto estrenó Jueves, el cual esconde muchos más secretos de los que esperábamos.

Luego de estrenar Jueves (2019), Roberto Musso de El Cuarteto de Nos nos cuenta los significados ocultos de su nuevo trabajo y, además, un poco de su larga trayectoria.

SPE: ¿Alguna vez te sentiste Mario Neta?

Roberto Musso: Si, siempre me tengo que sentir el personaje de la canción para poder escribir con propiedad. Creo que todos nos sentimos Mario Neta en algún punto. Cuando suena el despertador a las siete y decís: “¿Para qué me tengo que levantar?”, o la parte de “Lo que en marzo es novedad ya es viejo en abril”, son cosas que nos pasan a todos.

SPE: ‘Contrapunto de Hombre y Máquina’ critica duramente a la sociedad actual, lo que es un tema recurrente en el disco. ¿Cómo surgió esa idea?

RM: Esa canción, en particular, la tenía hace mucho tiempo en la cabeza. Siempre tuve ganas de hacer una especie de riña de gallos para el show en vivo, pero no quería caer en invitar a alguien y que terminara siendo un tema más de raperos peleándose. Intentando buscar una pelea contra algo que no sea humano, vi a mi hija Federica peleándose con Siri (la inteligencia de los Iphones) porque el celular le había entendido «fea» cuando mi hija le dijo «Fede», entonces le decía “Hola fea, ¿cómo estás?”, y mi hija se enojaba [risas]. Ahí caí en que mi rival tenía que ser una computadora y, escribiendo la letra, se me ocurrió que fuera una payada en décimas. En general todo el álbum tiene eso, y terminó siendo mucho más conceptual de lo que lo imaginé en un principio; hay una gran cantidad de personajes que terminan siendo una crítica a la sociedad en su totalidad: En ‘Punta Cana’ juego con esa persona —que hasta puede ser un vecino— a la cual le está yendo mucho mejor que a vos, y no sabés si la plata que tiene la hizo en buena ley; en ‘Llegó Papá’ está ese ser megalómano mesiánico que dice que llega a salvarte, y así a lo largo de todo Jueves.

“La fuerza en Jueves está mucho más repartida que en los discos anteriores”

SPE: ¿Y el personaje que aparece en los tres videos es parte de esa crítica?

RM: Este álbum lo hicimos, por primera vez, con cuatro productores diferentes, y los videos, que siempre los hacemos con directores distintos, decidimos hacerlos todos con uno solo. Nos presentaron la idea de ese personaje, que no queda claro quién es, y nos gustó tanto que lo metimos en los tres videos. Se convirtió en una especie de hilo conductor, apareciendo en esos momentos criticables de la vida de las personas, casi representándolos. Todavía no sé qué final puede tener, pero queremos darle continuidad, y quizás hasta aparezca en algún show.

SPE: ¿Qué tiene de diferente Jueves con sus trabajos anteriores?

RM: Comparado con los últimos dos, creo que Habla tu Espejo (2014) es bastante personal e introspectivo, y Apocalipsis Zombie (2017) describe a la sociedad en distintas bestias como el zombie, el hombre invisible y el gaucho power. Los personajes de Jueves son crudos y reales, los tenemos más presentes. Cuando escuchás ‘Llegó Papá’ te podes imaginar a esa persona, la ves y no es una bestia, sino alguien de carne y hueso que no querés cruzarte, pero que sabés que existe. Creo que todos son muy contemporáneos y por eso está generando tanta empatía con el público.

SPE: Estamos en un momento en el cual es muy difícil jugar con el humor negro, que es algo en lo que ustedes son muy buenos. ¿Se sienten más limitados que antes a la hora de escribir?

RM: Creo que, aunque la balanza se ha inclinado a lo políticamente correcto, es algo que nosotros ya veníamos haciendo desde Raro (2006). En ese momento, a mí ya no me interesaba escribir como lo hacía en los ‘90. Nunca quise competir contra ese Roberto ni contra ese Cuarteto, y aunque las canciones estaban buenísimas en aquel momento, las sentí así en otro contexto sociocultural. El cambio que empezamos a hacer nos agarró sintonizados con la realidad actual y, de hecho, los temas que más me han gustado artísticamente no tienen ni humor ni ironía, como ‘No Llora’ o ‘Cuando Sea Grande’. De lo que sí me doy cuenta es de que ahora tengo que tener mucho más cuidado por la amplificación que tiene nuestra música y, aunque puedo revisar una frase dos o tres veces para asegurarme de que no se le de una interpretación errónea, me siento muy libre al componer.

“El crecimiento paulatino que tuvimos ayudó mucho a la relación de toda la banda”

SPE: Muchos artistas, ni bien sale su disco, dicen que es el mejor que hicieron hasta el momento. ¿Hubo alguno que, mirando para atrás, hayas visto como superior a los que le siguieron?

RM: Cuantos más álbumes tenés, más difícil es hacer esa valoración. Obviamente, hay algunos que nos marcaron y sé que Jueves puede no ser tan disruptivo, pero está a la altura de los mejores. Aunque capaz que esta respuesta te la hago con cualquiera de nuestros trabajos [risas]. De todas maneras, en este LP veo algo en particular que no veía en los anteriores, y es lo repartida que está la fuerza entre los temas, cuando antes quizás estaba concentrada solamente en el single, por ejemplo. Este álbum tiene una homogeneidad, en cuanto a nivel, que antes no se veía, pero siempre es difícil competir contra nuestros emblemas.

SPE: ¿Cuál es la próxima meta a conquistar para el Cuarteto?

RM: Sinceramente, en El Cuarteto de Nos no hay ambición ni sueños [risas]. Desde chicos que no nos planteamos esas cosas. Siempre que veníamos a tocar acá (a fines de los ‘90) no nos veía nadie, como mucho 100 personas, y cuando pasábamos por el Luna Park nunca decíamos: “Algún dia nos veremos en la marquesina” [risas]. Terminaba el show y nos íbamos contentos, por lo que todo llegó casi sin pensarlo. Además, nuestro crecimiento tan paulatino influyó positivamente para que cada uno encuentre su rol en la banda y así evitemos los roces. Nos conocemos desde la adolescencia y nos llevamos muy bien, y el reconocer las fortalezas y las debilidades de cada uno dentro del grupo fue fundamental. Somos un equipo muy complementario.

SPE: ¿La gira arranca en Buenos Aires por algo en especial?

RM: No realmente, el Luna Park estaba libre el 20 y el Antel Arena de Montevideo el 28, así que fue simplemente logístico. Es algo que tratamos de guardar igual, el público uruguayo es algo celoso. De todas maneras, nos gusta esta internacionalidad: en Berlín estrenamos ‘Anónimo’ porque hubo buena onda con la gente y se dió así. En una gira por España terminamos tocando en Alemania y Francia en lugares para 1200 personas repletos de colombianos, mexicanos, hondureños, de todo. Igual intentamos enfocarnos más en tocar en Latinoamérica, porque nuestra propuesta se enfoca más en la letra que en la música y no está bueno tocar en lugares con un idioma ajeno.

SPE: Si pudieras elegir a algún músico que te haya marcado para tocar con él, ¿quién sería?

RM: John Lennon, pero sin Paul McCartney, el límite lo pongo en Yoko [risas]. Y después de tocar un tema con él, me sumaría a la formación original de Led Zeppelin.