CIRILO: “EL JAZZ TIENE LIBERTAD”

Fernández 4 continúa expandiendo sus límites con su nuevo trabajo de estudio, Retrovértigo. ¿Qué significa hacer jazz en la actualidad?

Parece la formación con la que se ganaría un mundial: el grupo de jazz contemporáneo —compuesto por Cirilo Fernández en piano, Nicolás Sorin (Octafonic, Sorin) en voz y teclados, Sebastián Lans (Huevo) en guitarra, Mariano Sivori (Escalandrum) en contrabajo y Daniel ‘Pipi’ Piazzolla (Escalandrum) en batería— presentó en agosto el corte ‘Moviedaze’ junto a Ca7triel, referente del trap actual. Tres años después de Mute (2016), Fernández 4 anuncia un nuevo disco...

SPE: Habiendo siempre formado parte de un nicho muy particular como lo es el jazz, ¿cómo ves el rol que está teniendo el género en las nuevas composiciones locales? ¿Lo sentís ajeno?

Cirilo Fernández: El jazz tiene como característica esencial la libertad de la improvisación, la disruptividad y una constante búsqueda de reinvención, tanto en la forma de tocar como en la de componer, orquestar o instrumentar. Esta libertad permite, sin exclusividad, la inclusión de cualquier género musical como parte de su universo. Creo que hay un montón de bandas que incluyen esta libertad de improvisación a la hora de construir sus temas, sin ser «jazzeras» en el sentido tradicional: usándolo como una herramienta más.

 SPE: El disco nuevo contará con las participaciones de Ca7riel y Emmanuel Horvilleur. ¿Cómo tomaron la decisión de sumarlos al trabajo?

CF: Mi música tiene influencias de estilos que van más allá del jazz... Uso recursos del metal, del hip hop, de la música electrónica, el funk, el grunge noventoso… Artistas de géneros aparentemente disímiles, en realidad, están directamente hermanados. El atractivo de convocar a estos artistas estaba en capturar dos generaciones del rap argento y encontrar un lugar en común con F4. La verdad que es un honor contar con estos monstruos en el disco, lo llevaron a un nuevo lugar.

SPE: Radicarte en otro país: ¿fue una consecuencia que sentís atada al tipo de música que hacés?

CF: No se sé si de una manera consciente, pero el haber tenido una vida nómade, residir largos períodos en EEUU y Europa, definitivamente tuvo su impacto. Creo que lo que más influencia mi música son los álbumes que crecí escuchando. Podríamos decir que «Mi patria es mi tocadiscos».

SPE: Es imposible no pensar en un sonido que no es local al escuchar las letras en inglés, ¿de dónde parte esa decisión estética?

CF: La pregunta del millón… Volviendo a la respuesta anterior, creo que mi música tiene mucha influencia de origen anglosajón, por eso el inglés funciona mejor estilísticamente. Por ahora es así, lo cual no quiere decir que en un futuro no escribamos en castellano…

 
boston.jpg

“El virtuosismo es fundamental para lograr que esta música se ablande y sea accesible”

 

SPE: ¿Qué rol cumple cada uno, en una banda formada en su totalidad por personas muy virtuosas?

CF: El virtuosismo es fundamental para lograr que esta música —de construcción compleja y por momentos rígida— se ablande y sea accesible para un público más allá del que tiene la costumbre de escuchar jazz. “El virtuosismo al servicio de la canción”, como diría mi amigo, Nicolás (Sorin).

SPE: ¿Qué veremos de distinto en este nuevo trabajo, que no hayamos escuchado en lo previo de Fernández 4?

CF: Musicalmente, creo que el disco sigue la línea de los trabajos anteriores, con ideas más depuradas y una curva discursiva bien clara, con un gran plus desde la producción de Nicolás Kalwill. ¡El audio del disco quedó espectacular!