LO’ PIBITOS YA CRECIERON

De Villa Crespo al mundo, hoy el nombre les queda chico.

Formada en 2006 y conjugando sonidos como el rap, funk y rock, Lo’ Pibitos es una banda que se resiste a encasillarse en un género. En sus letras, Tomás ‘Tommy’ Bacigaluppi (MC voz) y Guido ‘El Dog’ Ruggiero, acompañados por la música de Juan Lucas Arbe (percusión), Rody ‘Infinito’ Arbe (guitarra), Andrés Cortés (guitarra), Jeremías Segall (batería), María Alicia Zoppi (bajo) y Marto Aguilar (teclados), incitan a ver siempre el vaso medio lleno.

En el marco de una gira que los llevó a recorrer gran parte del país y la ciudad de Montevideo (Uruguay) para promocionar su último trabajo, En Espiral (2018), se presentarán el 17 de agosto en el Teatro Vórterix. En un mano a mano con SPE, Tommy Bacigaluppi nos habló sobre el crecimiento del grupo, los aprendizajes tras más de una década juntos y el adelanto de un nuevo videoclip.

“El filtro será natural y cada uno de los músicos afrontará el crecimiento cultural como mejor lo sepa llevar, aggiornándose o no”

SPE: ¿De dónde nace la decisión de transmitir un mensaje distinto al que se escucha en general en la música urbana?

Tomás Bacigaluppi: El rap siempre tuvo una cuota de protesta, porque son las verdades y las realidades de cada uno. Con los años, nosotros fuimos afirmando un mensaje más positivo porque sentimos la responsabilidad de hacerlo. Siempre apuntamos a eso. Está bueno dar una propuesta optimista, algo que despierte y ayude. Asumimos el compromiso de tener un micrófono y llegar a la gente. Por mi parte, creo que es lo correcto, pero está buenísimo que cada uno hable de lo que siente que tiene que hablar.

SPE: ¿Creés que la escena del rap argentino tiene noción de ese compromiso?

TB: La escena del país ha crecido mucho en el último tiempo. Siempre fue un género underground, pero a la vez el más escuchado y popular en el mundo. Eso se replicó en Argentina ahora y lo importante es que cada uno pueda transmitir lo que quiere. Si sos verdadero con lo que te pasa, si estás hablando de algo real y no estás fantaseando, está perfecto. Y si querés fantasear, la libre expresión es válida. Está buena la diversidad de mensajes y que el público elija lo que quiere escuchar.

SPE: Con esta ola de artistas nuevos en la música argentina, ¿creés que hay mensajes que ya no van más?

TB: Habría que ver cada caso puntual. Las personas son las que hacen la música y está en ellas ver si se aggiornan o no al crecimiento cultural de hoy en día. Va todo muy rápido. El filtro será natural y cada uno va a afrontar el cambio como mejor lo sepa llevar. No me siento en condiciones de hablar de algo que no puedo controlar, pero todo lo que está pasando hoy en la escena con la fusión de artistas está buenísimo. Nosotros, en particular, no pensamos tanto en las participaciones, al menos no con el único fin de que funcione. Se da más por amistad, y creo que aplica a muchos más también.

“Hoy profundizamos más en la presentación de conceptos y hasta realizamos dos versiones de un tema para ver cuál es la que mejor se ajusta a la idea”

SPE: El disco anterior, A Punto Caramelo (2015) salió hace cuatro años. ¿Cómo influyó todo ese tiempo en el resultado de En Espiral?

TB: Este álbum llegó con muchos años recorridos y habiendo aprendido un montón de cosas. Me encanta lo que presentamos porque necesitábamos renovar las energías, y eso se plasma en el LP. Desde mi lugar, destaco que hemos trabajado con un coach vocal (algo que no habíamos hecho antes), con quien nos ocupamos de aprender cómo interpretar mejor y decir las letras de otra forma. Ese trabajo fino a mí me dio mucho placer verlo en el resultado final, porque tratamos de ser cada vez más profesionales. A pesar de que trabajamos con el sello Pelo Music Group, la libertad que nos dieron a la hora de crear no obstaculizó nuestra independencia. En el laburo seguimos siendo nosotros, pero sumarnos a ellos fue parte de crecer. Integrar a alguien que tenga una visión externa, que te de otra propuesta que a vos no se te ocurrió y te despierte cosas es parte de hacer algo cada vez más serio.

SPE: ¿Cómo se dio la incorporación de ‘La Rubia Tarada’ de Sumo, con Julián Kartún como Caro Pardíaco, en el último disco?

TB: Ese tema salió de una propuesta para hacer un LP homenaje al rock nacional. Se convocó a muchas bandas, entre las que estábamos nosotros, con un listado de canciones para elegir. Podías hacer un cover o una reversión, que fue por lo que optamos. Se trabajó tanto en ese material que no quisimos dejarle la canción a ellos, así que nos la quedamos [risas]. La tocamos mucho tiempo en vivo antes de incluirla en el álbum y nos encantó como quedó. En cuanto a Julián Kartún, es nuestro amigo y su participación con ese personaje coincidía con el propósito de adaptar la idea original de Luca Prodan a lo que sería una rubia tarada de hoy.

SPE: Siendo ocho integrantes, ¿cómo viven el proceso de escribir las canciones?

TB: Nuestra manera de escribir es muy fresca. Lo hacemos en el momento, son cosas que surgen. Así sea que compongamos para un disco que ya está pactado o cuando alguien viene al estudio con ideas que se desarrollan en grupo. Con A.B.R.E y El Dog, los tres manejamos las líricas de Lo’ Pibitos desde el comienzo, y el último trabajo tiene letras de Juan Lucas y Jere, que compuso dos canciones. Es más plural. La frescura de lo espontáneo sin desatender un concepto primero es nuestra técnica.

SPE: ¿Siempre buscaron ser conceptuales o es algo que están empezando a desarrollar ahora?

TB: Cambió mucho el trabajo de la banda en comparación a sus inicios. Nosotros empezamos con una propuesta de tres personas en un formato básico de rap y pistas. Con el tiempo se sumaron músicos y hoy somos ocho en el escenario. La importancia de presentar conceptos siempre estuvo, pero hoy lo estamos profundizando más para que se entienda lo mejor posible. Por ejemplo, trabajamos con el cadáver exquisito, armando una frase en otra frase, puliéndola cada vez más en el proceso. En alguna que otra ocasión realizamos dos versiones de un tema para ver cuál es la que mejor se ajusta a la idea.

SPE: ¿Hay nuevo material en puerta?

TB: Se viene el videoclip de ‘Anda Corriendo El Rumor’, que se va a estrenar el 9 de agosto. Es un video de animación, obra de Adrian Ousi Varela, que laburó con nosotros en la parte gráfica este año (haciendo los afiches de la gira). No voy a adelantar mucho, pero hay una conexión entre esos dibujos, el video y lo que se va a ver en el show.

SPE: Habiendo dicho esto, ¿qué más podés anticiparnos de la próxima fecha en el Teatro Vórterix?

TB: Al ser una fecha propia, vamos a ponerle más que lo que hacemos habitualmente. Mucho condimento a las luces, las visuales y el vestuario. Es una propuesta grande en la que queremos desarrollar nuestro último disco, invitar artistas y tocar las canciones que más nos gustan de nuestros trabajos anteriores. 
* Lo’ Pibitos se presentará el 17 de agosto en el Teatro Vórterix. Acá podés adquirir tu entrada.