CA7RIEL Y PACO AMOROSO: MÁS ALLÁ DEL TRAP

El dúo volvió a Niceto con su banda para mostrarnos, una vez más, su interpretación del género de moda. 

El 2019 ha sido un gran año para el trap, sonido que logró instalarse como el género de moda que representará a esta generación en el futuro. Ese surgimiento y masificación abrió la cancha para varios artistas que quieran entrar al juego. Así aparecieron con fuerza Ca7riel y Paco Amoroso, quienes, en el último tiempo, se han consolidado como una de las agrupaciones del momento: llenaron dos veces Niceto a inicios de año y ahora lo hicieron de nuevo en tiempo récord, viéndose obligados a agregar una tercera fecha, que también se agotó rápidamente. Están en todos los festivales, sus temas son tan virales como pedidos en las radios, cuentan con el aval de Esteban Lamothe y ya se codean con grandes como Duki. Más allá de que se les pueda considerar outsiders por provenir de otro palo musical, Ca7riel y Paco (que se conocen desde la escuela) lograron instalarse como el dueto más picante del año. No es ningún secreto que este dúo hace trap porque garpa, la clave reside en su interpretación de este, que es una de las miradas más frescas sobre el mismo.

La segunda fecha de esta triada fue ATP, con un público conformado por muchos chicos acompañados de sus padres, pero que no por eso dejarían de dar la vida en el pogo, descontrolados como cualquier fan de esta movida. Hay que entender que, al ser el sonido de una nueva generación (una que nació con el celular en la mano), las dinámicas cambian y los espacios toman otras formas. El trap ha logrado contagiar a grandes y chicos, pero, como movimiento, son estos últimos los que más le ponen el cuerpo y la atención. 

La ATR Vanda salió primero: Axel Intrioni, Julian Montes, Yuye Dominguez y Guido Rodríguez hicieron una psicodélica intro, que dejó ver su enorme catálogo de sonidos y climas. La fusión en vivo de sonidos urbanos y flows traperos sobre una base instrumental de este tipo, da como resultado uno de los proyectos más innovadores de la movida. Ambos tecladistas se lucían mientras que la batería y el bajo daban las bases de los temas. Después del breve pasaje, salieron los dos personajes centrales de la noche. Sin guardarse nada, arrancaron con ‘A Mi No’, invitando a todos a pogear desde el arranque. A continuación, ‘Anti Yuta’ terminó de despertar a los más tranquilos y dejó que el dúo tome confianza para hacer suyo el escenario. 

Ca7riel tomó la viola en varias ocasiones y se unió a la banda para demostrar todo su arsenal de habilidades. La primera de estas intervenciones vino al tercer tema: el músico primero participó en una zapada instrumental, y después acompañó a Paco en el tema de su BZRP Music Session, un grato momento que sorprendido a más de uno y mostró la versatilidad que tienen. 

Constantemente están demostrando su innegable capacidad para hacer temas buenos, pero disruptivos.

Esa es una de las insignias del dúo: ser dos pibes que no necesariamente vienen de la movida del trap o de lo urbano, pero que toman varios elementos de allí para mezclarlos con su conocimiento musical y dar como resultado una experimentación más que placentera. Constantemente están demostrando su innegable capacidad para hacer temas buenos, pero disruptivos para un género que está siendo explotado por todos lados, salvándose de caer en lugares comunes y leit motif innecesarios. 

El show siguió con todos los pocos temas que conforman su catálogo, y recibió a sus únicos invitados un poco antes de que empiece el final: Dillom, un joven trapero que viene haciendo ruido hace meses, se trepó con Muere Joven a hacer ‘Draco’, tema que generó el descontrol de la gente. La noche anterior estuvo presente Wos, lo que nos anticipa que en la última fecha de esta tanda tendrán otro acompañante de gran calibre. Se ve que a pesar de haber entrado como dos figuras nuevas y sin muchos antecedentes, el dúo ya puede comer en la mesa de los grandes, sino pregúntenle a Ysy A (que fue el viernes) o a Duki (a quién le abrieron de gira por España). 

Otros temas como ‘Ouke, y, más sobre el final, ‘Ola Mina XD’ y ‘JALA JALA’ fueron de los momentos más épicos de la noche, durante los que no había una sola persona con los pies en el piso, conscientes de que el show duraría poco debido a la corta carrera que tienen todavía. 

Si bien la noche fue bastante parecida a los shows de principio de año, Cato y Paco (más su banda) lograron, una vez más, mostrar por qué están tan pegados en este momento. Los instrumentistas agregan otra dimensión a la música, permiten que no se caiga en las limitaciones de la pista y, más aún, proponen cosas que serían imposibles con una grabación. Queda esperar que los traperos extiendan su catálogo musical y adapten esas canciones a sus setlist, porque quedó nuevamente demostrado que un show de Ca7riel, Paco Amoroso y la ATR Vanda es un derroche de virtuosismo musical que se canaliza a través del trap.