Taylor Swift ayuda a fundar un colegio con su nuevo disco

Además de ser una de las artistas pop más importantes del momento, participar en múltiples producciones y hasta incursionar en la actuación, Taylor Swift es también conocida por su filantropía y su lucha por una sociedad más justa e igualitaria. En su último disco, Lovers (2019), la cantante samplea a un grupo de jóvenes que forman parte de The Regent Park School of Music, una escuela comunitaria de Toronto, Canadá, que se encarga de educar a los niños a través de la música, para que puedan fundar su escuela.

La canción en cuestión es ‘It’s Nice to Have a Friend’ y contiene un sample de  ‘Summer in the South’, compuesta y producida por Frank Dukes antes de que la artista estadounidense lo llamara para trabajar juntos en su último disco.

Según contó el productor a la prensa canadiense, la idea es que, con las regalías que implican el uso de la pieza musical, pueda financiarse la construcción: “Lo hicimos de manera tal que las ganancias obtenidas sirvan para construir la escuela. Más allá de ello, el dinero y las regalías —que se volverán muy significativas con el tiempo— servirán para sostener económicamente al programa”.

A lo largo de su carrera, Swift realizó donaciones a más de treinta fundaciones, entre las que se encuentran UNICEF, el Cancer Research Institute y la Elton John AIDS Foundation. Además la artista también se destaca por ayudar y contribuir en casos particulares, como en el 2010, cuando donó 10 mil dólares a un niño con autismo para que pueda acceder a un perro de asistencia, o en 2015 al ceder 1989 dólares —como el nombre de su quinto álbum— a una fan para pagar sus estudios universitarios.