VIRNA LISI: UN TRIBUTO A LOS DIOSES

A días de su próximo recital, Piti Fernández y Gastón Perico comparten cómo reviven a Sumo a través de su música.

VIRNA 01.jpg

Un grupo de amigos que busca compartir su tiempo interpretando la música que llevan en las venas”, contestó Piti Fernández, cantante de Las Pastillas del Abuelo, cuando le preguntaron cómo se formó Virna Lisi, la banda tributo a Sumo que integra junto a Pablo Vidal (saxo), Guito Daverio (teclado y guitarra), Gastón Perico (trompeta), Agustín Zannoli (guitarra), Francisco Pages (batería), Martín Atala (bajo) y Fabián Sauri (percusión). El proyecto lleva seis años en los escenarios y el 27 de julio se presentará en el mítico Uniclub, en una de las dos fechas que realizan esporádicamente por año.

Cada uno de los músicos pertenece a otras bandas, como El Kuelgue y Locos de Nacimiento, por lo que “se ensaya muy poco por nuestras agendas personales, pero hay mucha confianza porque tenemos músicos muy virtuosos”, admitió Perico, agregando que “la simpleza armónica de Sumo para lograr emocionar a quien los escuchara, con dos acordes o uno solo como en ‘La Rubia Tarada’, siempre nos juega a favor”. Fernández se explayó al respecto, contando que en vivo se manejan con «coordenadas musicales» pactadas previamente, como esperar que se toquen dos compases en negras para arrancar con el siguiente tema.

“Todos los miembros originales nos contestaron lo mismo: que la música de Sumo es de todos y que la disfrutemos”

SPE: ¿En algún momento en los ensayos o juntadas, viendo como se entendían musicalmente, surgió la idea de hacer algún proyecto paralelo con temas propios?

Piti Fernández: Sí, cuando empecé mi carrera solista con la excusa de musicalizar mi árbol genealógico y tocarlo con la familia, me di cuenta que no tenía tantos familiares músicos, solo mis sobrinos, mi hermano y un primo. Así fue que propuse trasladar la mitad de Virna Lisi a Conmigo Mismo (2017), mi primer disco, para lograr visibilizar aún más el virtuosismo de los chicos. Después de pasar tanto tiempo juntos, quise seguir tocando con ellos.

Revivir a este referente de los ’80 les permite volver a los inicios de sus caminos musicales, cuando aprendieron cómo destacar la musicalidad o la lírica en una canción, y a componer desde el horror, la oscuridad y la imperfección. Reconoció que actualmente en Virna Lisi “hay solo musicalidad y pasión transformados en placer, hedonismo total”. Siguiendo esa línea, Gastón Perico avaló los dichos de su compañero diciendo que “la parte punk del show es la que más disfruto tocar”.

Un infaltable en el repertorio es ‘Breaking Away’, que según el líder de esta agrupación es una canción que se la haría escuchar a cualquier adolescente atravesando su primer desamor, para explicarle que es un sentimiento que atravesará cuatro o cinco veces más en su vida. Así, el vocalista afirmó que esas canciones compuestas 30 años atrás superan el paso del tiempo y renuevan su eternidad cada vez que hay un oyente nuevo. 

“Superman Troglio es hoy nuestro amigo y compañero”

Volviendo al amor, el nombre del grupo hace alusión a la actriz italiana que inspiró la canción ‘Tv Caliente’ y de quien Luca Prodan, voz principal de Sumo, estaba enamorado. “Fue idea de Fabián, que es uno de nuestros cerebritos, y creemos que se le ocurrió en un intento de que Sumo guste de nosotros tanto como Luca gustaba de Virna”, comentó el cantante de LPDA. Tanto quieren gustarles que, al empezar el tributo, se comunicaron con todos los integrantes originales de la icónica agrupación para pedirles permiso. “Como si se hubieran puesto de acuerdo, todos nos contestaron lo mismo: que la música de Sumo es de todos y que la disfrutemos”, atestiguó.

Sobre este punto, tanto Perico como Fernández aseguraron que les gustaría tocar con los miembros originales, pero que no quieren molestarlos, en una clara muestra de humildad y de respeto. Sin embargo, ya pueden contar entre sus hazañas haber tocado en Córdoba con Alberto ‘Superman’ Troglio, el último baterista de Sumo, que luego formaría Las Pelotas con Alejandro Sokol y Germán Daffunchio en 1988, tras la muerte de Prodan. El batero interpretó con ellos ‘1989’ y, al respecto, el trompetista de Virna Lisi comentó: “Cuando pensás en compartir escenario con alguien así, te armás una idea de que habrá cierta distancia, pero él hoy es nuestro amigo y compañero”.

SPE: Superman es un hito en sus carreras. ¿Hay algún otro artista que les gustaría invitar al escenario o sumar como un integrante fijo con ustedes?

PF: Me gustaría que algún día nos acompañe Germán Daffunchio. En realidad, si pudieran estar todos sería increíble. Pero apartándome de quienes fueron miembros de Sumo, invitaría a Pipo Cipolatti.

Gastón Perico: Pipo es un demente de la música como nosotros. 

Para el próximo recital en Uniclub, los acompañarán Baltasar Comotto —«el guitarrista atómico», como lo bautizó Luis Alberto Spinetta—, junto a Los Desérticos. El espacio, ubicado en la zona descripta casi como en una crónica por Luca Prodan en ‘Mañana En El Abasto’, significa mucho en la mística de Sumo que buscan trasmitir. “Es como estar en casa, tocar acá es hasta magico para nosotros”, cerró Perico.