KNEI: “HAY UNA FEDERALIZACIÓN CULTURAL”

En vísperas de su show en el Emergente bar, el trío de rock pampeano charló con SPE. A su vez, comienzan una gira nacional para presentar III, su nuevo disco.

Santi SOMBRA-3.jpg

Hace frío, mucho frío: la gente piensa dos veces antes de salir a la calle. El invierno ha llegado con toda su crudeza, la misma que destilan las canciones de un grupo que este año cumple 13 vueltas al sol. Puntuales y con la humildad que los caracteriza, los muchachos de Knei aparecieron a las cuatro de la tarde, hora pactada para la entrevista. Establecidos en Capital desde hace siete años, Nicolás Lippoli (voz y guitarra), Mauro López (bajo) y Roberto Figueroa (batería) conforman  el tridente nacido en La Pampa, el cual ha encontrado en la ciudad de la furia un lugar más que acogedor. Caracterizado por un sonido que fluctúa entre el rock progresivo, el hard rock y el stoner, Knei atraviesa un 2019 más que brillante: en junio lanzaron III, su tercera placa, la cual muestra una confirmación estilística con respecto a Juventud de la gran ciudad (2016) y La puerta del Sol (2011).

En una charla tan distendida como nutritiva, Mauro y Roberto (Nico no estuvo presente)  fueron un reflejo de Knei: compromiso, picardía y respeto son adjetivos que los identifican.

SPE: ¿Cuál es la mayor ventaja de tocar en formato trío?

Roberto Figueroa: Permite una comunicación fluida entre nosotros y concretar un mensaje simple. Dentro de este formato encontramos nuestro sonido, y además nos identifica con otros grupos como Manal. Por último, nos permite jugar con el instrumento propio de cada uno, nos da mucha libertad.

SPE: ¿Se consideran bichos raros dentro del under?

RF: Desde afuera pareciera que lo somos, pero en realidad nos gusta todo tipo de música y hemos tocado con bandas que no necesariamente se remiten al rock o al blues. Eso es algo positivo para nosotros y también para la gente que nos ve, porque saben que no nos encasillamos en algo en particular.

“Gracias a que se consume cada vez más música en todo el país, no es necesario centralizar todo en Buenos Aires”

SPE: ¿Cuál es el mayor contraste entre la vida en Capital Federal y la de Santa Rosa?

Mauro López: Acá es todo más agitado. Si bien ya nos acostumbramos, también hemos vivido un tiempo en La Plata y eso se parecía más a nuestra vida en La Pampa. El frenesí que hay en Capital no lo notamos en ningún otro lado de Argentina, aunque eso también conlleva una movida mayor en lo que a música se refiere. Estar acá también te da la posibilidad de acercarte más fácilmente a un medio de comunicación… En nuestro pueblo se complicaría un poco [risas].

SPE: ¿Creció la escena de rock en La Pampa en estos años?

ML: Gracias al auge de internet, un montón. No solamente en nuestra provincia, sino también en todo el interior. Estamos hablando de una federalización cultural.

SPE: ¿Cuáles pueden recomendar?

ML: Hay varias bandas pampeanas tocando en Buenos Aires. Algunos ejemplos son: Los Siberianos y Parque Luro. También te puedo nombrar otras que siguen allá como Alü Man, Que esto Que lo Otro, Un Millón de Hectáreas y Heroína.

SPE: ¿El circuito porteño es un paso obligatorio o es solo un escalón más para hacerse conocer?

RF: Venir a Capital está buenísimo, pero, gracias a que se consume cada vez más música en todo el país, ya no es necesario centralizar todo acá.

SPE: ¿Qué asoma en el horizonte cercano de Knei?

ML: Estamos presentando nuestro tercer disco III, el cual fue grabado en el estudio El Attic a cinta abierta y en vivo. Patricio Claypole es gran responsable de la calidad del sonido: lo consideramos una pata fundamental. Con respecto al trabajo, es el reflejo de un proceso de maduración nuestro, y ese crecimiento se nota en cada canción. Por eso la idea es girar por todo el país en lo que queda de 2019 para que todos lo conozcan.

SPE: ¿Cuándo tocan en Capital Federal?

ML: El 3 de agosto en El Emergente Bar de Almagro. La cita será junto a Santiago Moraes y los Transeúntes. Luego pasaremos por Tandil, Córdoba, San Antonio de Padua y Quilmes. Además, estamos cerrando fechas en Chile, Perú y Uruguay, además de alguna sorpresa más.

SPE: Nombren dos o tres sueños que tengan en mente…

ML: No somos de pensar mucho [risas]. Uno que teníamos desde hace rato era grabar un vinilo y por suerte lo pudimos concretar con un sello alemán. El hecho de estar en El Attic también fue otra meta cumplida. Creo que no somos los típicos flacos que se rompen la cabeza planificando objetivos, somos más espontáneos. Si ocupás la mitad de la mente pensando y la otra mitad accionando, te cuesta todo el doble.