MARILINA BERTOLDI Y LAS VOCES QUE ESTALLAN

_MG_5973.jpg

El Teatro Flores es un recinto mítico de la Ciudad de Buenos Aires, el cual ha visto pasar por sus tablas a todas las leyendas del rock nacional. Pero así como las estrellas mueren en el cosmos, algunas leyendas deben apagarse para darle lugar a otras nuevas con discursos, miradas y sonidos frescos. ¿Quién es Marilina Bertoldi? ¿Solo una artista más que pisa el escenario del barrio porteño? ¿La primera lesbiana en ganar el Gardel de Oro en la historia? ¿La joven de Sunchales que hoy en día es tapa de la Rolling Stone?  ¿O esa nueva estrella que se alza en el horizonte y trae consigo todas las voces que la historia intentó callar? Quizás es todo esto y más...

La apertura de la noche estuvo a cargo de un acto tan desconcertante como atractivo: Pulpa Negra, dúo de pop cómico conformado por Charo López y Manu Calmet. El grupo recibió a la audiencia con un show ecléctico e irónico plagado tanto de chistes como de mensajes políticos explícitos que el público recibió con gracia. La corta presentación de la agrupación bastó para calmar momentáneamente la ansiosa espera de los presentes por el concierto principal.

_MG_5902.jpg

Llegadas las 22 (y con una notable puntualidad), la compositora argentina salió a escena mostrando, desde el minuto cero, la enorme variedad de matices que tiene para ofrecer como música. ‘Mdma’ y ‘O No?’ fueron ejemplo de lo más furioso e irreverente de su repertorio y, por otro lado, ‘China’ y ‘La Casa de A’ aportaron su cuota de experimentación y balada pop respectivamente.

Una audiencia totalmente encendida desdibujó, con su apasionado acompañamiento coral, los pocos límites existentes con la artista. La relación de Marilina con su público es, sin dudas, de las más cercanas que existen sobre los escenarios porteños actualmente, y la cantante es consciente de ello: “Esta noche los protagonistas son ustedes”, aseguró antes de seguir adelante con ‘Nunca’ y ‘Correte’.

Por supuesto que la compositora está equipada con un equipo de lujo a la hora de tocar en vivo: Hernán Rupolo (Octafonic y Connor Questa) y Joaquín Muriel en las guitarras, Julián Montes (CA7RIEL) en el bajo, Guille Salort (Emmanuel Horvilleur, WOS y Conociendo Rusia) en la batería, Paloma Iturri y Verónica Gerez (Bestia) en los coros, y Lautaro Tomassi en las percusiones son las otras —esenciales— partes responsables de lo que explota desde el escenario.

Este es uno que no hacemos hace mucho”, dijo Marilina antes de dar marcha a ‘Puente’, canción que, más allá de experimentar una saturación de los bajos (perceptible desde la parte más cercana al escenario), no tuvo problemas a la hora de emocionar a una audiencia que no tenía la suerte de presenciar esta canción en vivo hacía quizás demasiado.

La gente, enloquecida, no paraba de alternar entre coros de apoyo a la cantante al estilo “Olé olé olé, Maru, Maru...”, y cánticos que abogaban por la legalización del aborto en Argentina. En medio de todo este frenesí, la música se quedó sola en el escenario para emocionar a todos con versiones minimalistas de ‘Remis’ y ‘Rastro’, las cuales realizó con guitarra y juegos de loops respectivamente.

Ya acercándonos al final, comenzaron a aparecer algunos de los temas más aclamados de la artista: ‘Fumar de Día’ y su funky hipnótico, la potencia apabullante de ‘Y Deshacer’ y ‘Sexo Con Modelos’, el romanticismo psicodélico de ‘Cosas Dulces’ y una hermosa versión de ‘Enterrarte’, con todo el público cantando al final en lugar de la cantante. “No me gusta tanto este tema y lo quiero dejar de hacer, por eso lo cambio siempre”, aseguró Marilina una vez terminada la ya mencionada canción.

Como ya es costumbre, la santafesina cerró su show con ‘Racat’, single que liberó el año pasado previo a la salida de Prender un Fuego. Si bien la presentación fue corta (no más de una hora y cuarto de duración), fue la experiencia extra musical lo que hizo especial a esta fecha: más de quince minutos después de que terminara el show, las jóvenes fanáticas de la compositora se quedaron coreando a viva voz: “El rock es de las pibas”, en un Teatro Flores que nunca había sido testigo de acto de estas características. Tal hecho provocó que la cantante saliera de detrás del telón, cerrado ya hace varios minutos, y se lanzara con su público para festejar lo que fue un recital histórico, no solo para Marilina, sino para todas las mujeres artistas de la Argentina.

¿Quién es Marilina Bertoldi? Cantante, feminista, compositora, santafesina, mujer, tapa de la Rolling Stone, lesbiana, ganadora del Gardel de Oro y, por sobre todas las cosas, la artista que esta época pedía a gritos.