MUERDO: “EL PRÓXIMO DISCO ES EL PROYECTO MÁS AMBICIOSO QUE HE HECHO”

Paskual Kantero, mejor conocido como  Muerdo, hizo una parada por Palermo antes de emprender su viaje por Argentina para presentar su último álbum La Mano en el Fuego, que lo llevará desde Tandil y Mar del Plata (6 y 7 de octubre) hasta Córdoba, Rosario, La Plata y Capital Federal (del 18 al 21 de octubre respectivamente). En esta breve pausa de su travesía, pudimos conversar con él:

SPE: Ya es la segunda vez que nos visitás este año, además de que colaboraste con Onda Vaga y Perotá Chingó anteriormente. ¿Tenés una relación especial con Argentina?

Paskual Kantero: Tengo una relación especial con Argentina mucho más allá de lo musical, ya que tengo varios amigos en el país y además mi pareja es de aquí. Argentina me encanta y he notado que aquí el público se destaca por su calidad, independientemente de su cantidad, y no sé si es por el hecho de que venimos poco o porque el latino es más cálido que el europeo en general, pero la diferencia se nota.

SPE: Viento Sur (2016) tuvo una gran recepción en Latinoamérica. ¿Esperás lo mismo con La Mano en el Fuego?

PK: Viento Sur fue el disco consolidación, a la gente le gusta porque se nota que está hecho con mucho mimo y mucho cariño, y aunque existió cierto miedo al principio, supimos estar a la altura. Yo creo que si vienes de escuchar Viento Sur y luego escuchas este disco, notarás mucho la diferencia, tiene otra vibra. La Mano en el Fuego es un trabajo de muchas repeticiones,cuanto más lo escuchas más te gusta y más lo entiendes.

SPE: ¿La composición tuvo algo que ver con esta característica?

PK: Si, todo el álbum tiene una carga emocional muy grande y es mucho más personal que los anteriores. En los anteriores discos estaba en una época de mi vida enfocada hacia afuera, hacia la sociabilidad y la crítica social, quizás más implicado en algunos movimientos. Pero uno al final va creciendo, y en mi caso entré en una etapa más introspectiva y me apetecía hablar sobre mis relaciones, de mi propia evolución, y aunque en todo sigue implícito el deseo de un mundo mejor y de la búsqueda de la justicia, esto habla sobre mi personalidad, mis sensaciones, mis orígenes. Hay mucho de mi, y quizás por eso es más emocional.

SPE: ¿Y de esta etapa emocional habla el título del disco?

PK: Habla más sobre la etapa del proyecto. Está en una fase de apuesta, de echar todo al asador y jugársela. Es el primer disco con una multinacional, lo que fue algo arriesgado, ya que a su vez se intentó conseguir un sonido no más comercial si no más asequible a un gran público. Todo esto significó apuesta y riesgo: apuesta a grabar con una multinacional, apuesta a trabajar con un productor más pop, y demás.

SPE: La sexta canción del álbum, De Donde Vengo, produce uno de sus momentos más fuertes . ¿Qué te llevó a componerla?

PK: Comencé a componerla cuando murió mi abuelo, y por eso la primera parte de la canción habla de él y de mis orígenes familiares en Murcia, en una zona mas bien rural. Luego vino el traslado a Madrid, y desde allí la reivindicación tanto de mis orígenes como de mi esencia, como intentando volver a las raíces. Sin embargo, la parte más fuerte de la canción viene cuando hago alusión a extrañar a mi madre y al círculo familiar en general, que siempre que uno está fuera de casa se nota que falta, y la ciudad muchas veces te lleva a vivir momentos duros en los que te gustaría tener ese regazo materno y ese apoyo. Es también un guiño a mi madre, que es lo más grande que tengo, y por eso me emociono muchísimo cuando esa parte llega: toda la instrumentación y la canción hace un inciso para soltar ese mensaje. Además, si tengo adelante a mi madre lloro, me ha pasado que llega ese momento y se me hace un nudo gigante en la garganta si la tengo en frente.

Cada disco trabaja elementos diferentes

SPE: Comparándolo con los trabajos anteriores, ¿se puede decir que hay una evolución en cuanto a lo musical?

PK: No como un salto drástico, pero sí como algo lineal. Cada disco trabaja elementos diferentes: Tocando Tierra (2013) primero, luego Viento Sur, y ahora La Mano en el Fuego. La evolución misma se ve en los títulos y en los elementos.

SPE: Faltaría el agua solamente…

PK: La verdad, detrás del próximo disco hay una idea muy ambiciosa que implica mucho a Latinoamérica, una especie de concepto integral. Va a haber mucho material audiovisual que se irá narrando mediante las redes sociales durante el proceso de grabación, y la verdad es un concepto muy abarcativo que está empezando a coger forma y a madurar. La idea es comenzar con él a principios de 2020 y que esté listo para fines del mismo año. Sinceramente, es el proyecto más ambicioso que he hecho hasta ahora, e involucra un gran viaje por toda Latinoamérica, pero mucho más no puedo contar.

SPE: ¿Nos podes dar alguna pista con las colaboraciones?

PK: Bueno, en cada uno de mis discos hay una parte de rap, y en este momento estoy enamorado de Ayax y Prok, son divinos, me gustaría invitarlos a colaborar. Es más, viven en mi barrio, así que algún día que me los cruce les preguntaré. Mi problema es que cuando me gusta alguien soy muy tonto (risas), me los he cruzado mil veces y no me atrevía a saludarlos, hasta hemos tocado en la misma sala en Guadalajara, pero aún no los conozco personalmente. Espero que podamos trabajar juntos en algún momento, y te digo más, no me importaría incluso acostarme con ellos a la vez (entre risas), sería maravilloso.

SPE: Y en cuanto a lo musical, ¿va a haber alguna novedad en lo que se viene?

PK: Si, quiero dar otro salto y entrar a sonidos más electrónicos. Si bien muerdo empezó siendo un proyecto muy orgánico, acústico y natural, estamos tocando en escenarios cada vez más grandes y en festivales, y me apetece experimentar con la electrónica. Vamos a intentar colaborar también con Chancha Via Circuito para incorporar esta nueva parte electrónica al proyecto.

Una vez finalizada la charla entre amigos disfrazada de entrevista, Paskual hace una pausa para prender un cigarro. Al terminarlo, nos recuerda que este 21 de octubre tenemos una cita en Niceto Club y que, hasta entonces, irá derrochando poesía por todo el país.