MUÑECAS PRESENTA SU ÁLBUM FESTIVAL DE SOMBRAS

Producido junto a Tuta Torres de Babasónicos

Muñecas acaba de publicar el sucesor de su álbum homónimo y debut (2017). Producido por Tuta Torres (Babasónicos), en Festival de Sombras confluyen diversos matices, que van desde el rock hasta el pop de los ochentas con coros y sintetizadores. Trabajo ambicioso, pero sobre todo ecléctico, ya está disponible en todas las tiendas digitales.   

Si el pop es rock inteligente, entonces lo nuevo de Muñecas da cátedra. El segundo y flamante disco de los rosarinos, Festival de Sombras, está inmerso en el imaginario musical de los ‘80. Galantea con la zona marginal de una corriente estética/artística que se caracterizó por el neón y la fluorescencia. 

Co-producido entre el cuarteto y Tuta Torres, bajista de Babasónicos, es un álbum kitsch y de un inesperado y celebrado largo aliento, con una intro y 12 canciones distribuidas a lo largo de 43 minutos. Por momentos gótico, por momentos grandilocuente, pavonea con orgullo su pulso bailable y las texturas sintéticas. Promiscuo sonoramente, fluye a través del vaporwave, synthwave y R&B sin solución de continuidad. 

Aunque esa es solo una cara de la moneda, porque detrás del rímel y el delineador, de lo bello y lo triste, hay temas que tienen poco y nada que ver con los cinco que adelantaron para promocionar el material (‘El secreto’, ‘Diabla’, ‘Rencor’, ‘Liga Humana’ y ‘Manjar’). Como la poderosísima balada ‘Otro trato’. O ‘Apaga la luz’, que es épica y al mismo tiempo íntima. ¿Otro ejemplo? ‘Jardín de invierno’ y su saxo lascivo, premio al mejor actor de reparto. En definitiva, la música de Muñecas está hecha de muchas músicas.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE