Jones: el final de la era de Daniel Snyder les da a los fanáticos de Commanders una nueva esperanza real para el futuro

La noticia que los fanáticos del fútbol de Washington habían anhelado, preguntándose si vivirían lo suficiente para escucharla, finalmente llegó el jueves por la tarde.

Daniel Snyder, odiado por la mayoría de los seguidores (actuales y antiguos) de su equipo de fútbol americano, está cerca de llegar a un acuerdo para vender los Commanders a un grupo liderado por el copropietario de los Philadelphia 76ers, Josh Harris, y el miembro del Salón de la Fama de la NBA, Magic Johnson. $ 6.05 mil millones.

Las bandas de baile y marcha no solo obstruyen las calles y aceras de Washington, DC y las áreas circundantes, sino que también podrían hacerlo. Los 24 años de propiedad del reloj por parte de Snyder fueron miserables, lamentablemente ineptos y empañados por varias decepciones y vergüenzas épicas. El 13 de abril de 2023 puede reducirse a un feriado anual en el DMV.

Los fanáticos de Washington saben mucho sobre Harris. No escucharon la visión que él y sus aliados, incluido Johnson, tenían de la propiedad. Pero a los fieles burdeos y dorados no les importa. La noticia de la inminente partida de Snyder brinda a la compañía la versión más auténtica de esperanza que esta base de fanáticos ha experimentado en mucho tiempo.

Ve más profundo

Josh Harris, ¿quién pronto será el nuevo propietario de Commanders?

Los fanáticos de Washington saben todo sobre la esperanza. Snyder vendió mucho en las últimas 24 temporadas. Pero la esperanza siempre es falsa debido al ego y la incompetencia de Snyder.

Snyder despidió a Charlie Casserly, un creador de listas comprobado, y luego jugó fútbol de fantasía, trayendo a un futuro miembro del Salón de la Fama altamente pagado y a largo plazo para comenzar su reinado. Pero esos movimientos socavaron el progreso que la compañía había comenzado a reconstruir durante su primera era posterior a Joe Gibbs.

READ  Guerra Israel-Gaza: Estados Unidos realiza el primer vuelo de ayuda a la Franja

La propiedad vendió esperanza nuevamente después de una temporada al contratar a un entrenador de renombre, Marty Schottenheimer, porque Snyder ciertamente sabía más sobre cómo dirigir un equipo.

Luego llegó la esperanza en la forma del entrenador universitario Steve Spurrier, quien no pudo salir de una bolsa de papel mojada en la NFL.

Estaba el hilarante experimento de Jim Zorn que nunca debería haber sucedido.

Más esperanza llegó después de la llegada de otro futuro miembro del Salón de la Fama en Mike Shanahan, otro entrenador que dejó la ciudad después de que Snyder envenenó la relación entre Shanahan y el preciado novato Robert Griffin III. La tenencia ineficaz de Jay Gruden (otra carrera marcada por los movimientos de intromisión de Snyder) también fracasó.

El único movimiento positivo que hizo Snyder fue sacar a Gibbs del retiro para volver a entrenar al equipo de 2004 a 2007 y mantenerse lo suficientemente alejado como para llegar a los playoffs dos veces en ese lapso de cuatro años.

Pero en general, desde que compró el equipo del patrimonio de Jack Kent Cooke, lo único que Snyder ha logrado hacer es dirigir la franquicia en el campo.

¿Cuántos fichajes de agentes libres prohibitivos, caros e inapropiados o adquisiciones comerciales se llevaron a cabo? ¿Cuántas selecciones de draft preciadas se desperdiciaron? ¿Cuántas luchas de poder ganó Snyder a expensas del progreso? ¿Cuántas controversias fuera del campo se han ocultado y desviado para evitar que entrenadores y jugadores alcancen su verdadero potencial?

Aquí hay una línea vergonzosa para ti: el mandato de Snyder consistió en 10 entrenadores en jefe, 27 mariscales de campo titulares. Solo una vez el equipo de Snyder logró encadenar temporadas ganadoras consecutivas, apenas (9-7 y 8-7-1 tramos en 2015 y 2016).

READ  Spotify reducirá el 6% de la fuerza laboral en despidos de última tecnología

Una franquicia que ganó tres Super Bowls con tres mariscales de campo de 1982 a 1991 y se ubicó entre las listas más respetadas de toda la NFL se deterioró hasta convertirse en una telenovela de payasos que reunió solo seis temporadas ganadoras y seis apariciones en playoffs con Snyder desde 1999. 2022.

Pero no se trata de fracasar. Muchos equipos realizan viajes largos y sin rumbo por el bosque. Pero ninguno lo ha hecho mientras su liderazgo se comportaba con tanta arrogancia y flagrante desprecio por la decencia pública.

Snyder: tan inseguro, llama a todos «Sr. Snyder» y prohíbe a los empleados hacer contacto visual con él mientras camina por el pasillo, nadie.

Menospreció y alienó algunas de sus franquicias más queridas. Demandó a sus propios poseedores de boletos de temporada. La libertad de expresión fue suprimida mediante la prohibición de símbolos. Los medios lo culparon tergiversa sus defectos. Ah, y no se olvide de las irregularidades financieras que pusieron a Snyder en problemas con otros propietarios y múltiples jurisdicciones.

También fomentó un ambiente tóxico que empeoró por las acusaciones de conducta sexual inapropiada.

Ve más profundo

Dan Snyder Timeline: El dueño del contrato para vender los Commanders a Josh Harris

A la mayoría de los fanáticos les resultó imposible que les gustara Snyder, y ¿quién podría culparlos? Algunos optaron por alejarse. Otros trataron de darle el beneficio de la duda, pero también se cansaron de las interminables controversias y su venganza.

Pero ahora, Snyder sale con gracia por la puerta.

Esa partida trae alivio y esperanza.

¿Por qué? Porque los fanáticos de Washington están convencidos de que las cosas no pueden empeorar. Lo soportaron todo, a pesar de que Sneijder se aferraba a una pizca de esperanza de que su equipo volviera a ser respetable, sin tener nunca idea de cómo liderar de manera efectiva.

READ  ¿Dónde se realizan los abortos? Nuevo estudio rastrea las tendencias posteriores a Roe: vistas

Pero ahora viene Harris y compañía, que tienen experiencia dirigiendo franquicias profesionales en múltiples deportes y ligas y gozan del respeto de sus compañeros, lo que ciertamente no se puede decir de Snyder.

Muchas preguntas surgen antes de que alguien pueda hacer cualquier tipo de declaración o profecía sobre el nuevo grupo como cierto. Pero el hedor asociado con Snyder se ha ido. En última instancia, la esperanza es que la organización opere como una operación de primera clase, siendo impulsada por un líder con una visión clara.

El cambio, por supuesto, lleva tiempo.

El presidente del equipo, Jason Wright, pasó los últimos dos años y medio tratando de deshacer todo el daño que había hecho Snyder. Décadas. Pero aún hay un largo camino por recorrer.

Sin embargo, el verdadero primer paso hacia un mañana más brillante finalmente ha llegado. Por una vez, las perspectivas son plausibles: a diferencia de todo lo demás en el pasado, «si Snyder no lo arruina», la mayor parte de la franquicia sigue cualquier nueva dirección que tome.

El maestro del autosabotaje se lleva consigo las nubes oscuras que han persistido durante años. Ahora los rayos de esperanza finalmente comienzan a asomarse.

(Foto: Tony L. Sandys/Washington Post vía Getty Images)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *