TASH SULTANA LANZA SU NUEVO ÁLBUM TERRA FIRMA

Con un amplio abanico de sonoridades que van entre el soul, funk, rock y hip-hop

Durante los últimos meses, Tash Sultana le dio a sus fans una probada de la música de Terra Firma (‘Sweet & Dandy’, ‘Willow Tree’ feat. Jerome Farah, ‘Greed’, ‘Beyond The Pine’ y ‘Pretty Lady’); el álbum contiene 14 canciones que pertenecen evidentemente a Tash, pero sus letras llegan más profundo y su impacto está más matizado. La expansiva ‘Coma’ fluye con mucha visión, la evocadora ‘Greed’ propone un análisis soul-funk de la influencia corruptora de la fama y la riqueza. Y la canción de amor idílica, ‘Let The Light In’ se percibe como cariñosa y cercana.  ‘Sweet & Dandy’ critica el exceso de información en la era digital. ‘Vanilla Honey’ es una dulce oda a cómo el amor te puede centrar a pesar del caos.

En Terra Firma, Tash exhibe su alma en dos niveles. Espiritualmente, llegó en un momento de desapego global y sirvió como conducto para volver a conectar con su esencia, algo que Tash había desestimado durante sus intensas giras globales. Y musicalmente, puesto a que sus 14 canciones abarcan un territorio sonoro amplio. A a sus jams en bucle y de distintas capas, Tash agregó un poco de soul, funk, R&B, rock, hip-hop y mucho más. 

Escrito y grabado a lo largo de un año, de octubre 2019 a octubre 2020, en Terra Firma, Tash se involucró de lleno en todos los procesos: grabación, ingeniería, interpretación, arreglos y producción. Invirtió de cuatro a seis días por semana en su estudio en Melbourne y después de 200 días, terminó.

El disco contó con la participación de cuatro co-escritores elegidos cuidadosamente. Tash colaboró con Matt Corby y el productor Dann Hume (Courtney Barnett, Amy Shark) en ‘Pretty Lady’, ‘Crop Circles’, ‘Beyond the Pine’ y ‘Greed’. Por otro lado, en ‘Willow Tree’, la canción de ritmos nocturnos sobre esquemas piramidales para hacerte rico rápidamente, cuenta con la colaboración de su amigo de la preparatoria, Jerome Farah. Finalmente, ‘Dream My Life Away’, un dueto etéreo guiado por guitarras, fue co-escrita con su amigo cercano Josh Cashman.

Con Terra Firma, la meta parecía ser simple: hacer música que viniera de un lugar totalmente honesto y que se se adentrara en un nuevo territorio. “Porque si lo hace, nunca la cagarás”, reflexiona Tash. “Quiero ser artista y hacer música sin parar, y sólo subir la barra en cada ocasión… sólo quería sentirme mejor, ser mejor, presentar mejor, tocar mejor, cantar mejor. Ser mejor músico. Y creo que este disco lo logra”.

SHARE
SEGUINOS

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE